Kenan & Kel: Cuando la magia termina solo queda lo que éramos.

Probablemente, de todos los programas dirigidos a un público infantil que involucraba personajes no animados, Kenan & Kel era el más delirante, en varios sentidos. Con chistes extremadamente obvios, resultaba casi imposible no reaccionar con una sonrisa.

La dupla que protagonizaba el programa apelaba al clásico modelo de los opuestos, encontrando por un lado al gordito, imaginativo, perspicaz (en una manera adecuada al nivel de irracionalidad del show) protagonista que trataba de mantener un nivel de sensatez aceptable, Kenan, y por el otro al flaco, incoherente, injustificable y extremadamente carismático co-protagonista, Kel.

Por años, este dúo ha alegrado muchos días (al menos los míos) con base en una comedia clásica, inoxidable y, más que nada, sana.

Debido a esto, resulto agradable percatarse de que Nickelodeon había decidido traerlo de vuelta al aire. Pensar que lo que, durante tanto tiempo, había resultado más que entretenido vuelva a tener la posibilidad de ser visto por un gran margen de población, margen que equivale a las personas que tienen los medios para tener cable, y por una nueva generación. Siempre resulta provechoso observar cómo evolucionan, tanto progresiva como regresivamente hablando, los modos de percepción y recepción.

Pero el problema, al menos mi problema, llega cuando hay que transponer la ficción a esta pseudo vida real. Muy a menudo ciento un intereses por conocer hasta qué punto las vidas que nos muestran en la pantalla chica ocurren en la realidad. Esta es la razón por la que llegue a la situación en la que estoy ahora. A continuación les dejo el link que muestra unas preguntas realizadas por un paparazzi al actual Kenan acerca de su relación con Kel, y en la que el comenta que no mantiene relación alguna.

http://www.tmz.com/videos?autoplay=true&mediaKey=647dc23f-b629-406a-b82a-e971ec639590

Ahora, luego de ver como lo que vemos en la T.V. queda allí, solo podemos recrearnos sabiendo que lo que tenemos a nuestra disposición es solo una “realidad” inverosímil en el mundo en el que vivimos.

“Bendito el ignorante”

Saludos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s